Primeros auxilios en caso de deshidratación

Primeros auxilios

Consejos para primeros auxilios en emergencias y accidentes

Deshidratación

La deshidratación se produce cuando el cuerpo pierde demasiado líquidos, sales y minerales. Una cierta cantidad de fluidos corporales se pierden a través de los procesos normales del cuerpo, por eso una ingesta diaria de alimentos y líquidos recuperan estas pérdidas.

Cuando las personas realizan actividades que requieren grandes esfuerzos, pierden una gran cantidad de sales y minerales a través del sudor. Esta pérdida excesiva crea un desequilibrio de fluidos y aparece así la deshidratación que se produce cuando no se reemplazan estos líquidos y sales.

El peligro de la deshidratación es tan frecuente en las regiones frías como lo es en las regiones calientes. Cuando hace calor el individuo es consciente de la perdida de sales y minerales ya que lo ve a través de su sudor, en cambio en climas fríos es muy difícil darse cuenta ya que el sudor se evapora rápidamente o se absorbe a través de la ropa consiguiendo que el sudor rara vez sea visible en la piel. La deshidratación debilitará o incapacitara a la víctima durante unas horas, o en ocasiones, varios días.

Los síntomas de la deshidratación

  • Dolor de cabeza o náuseas.
  • Disminución de la presión arterial.
  • Mareos, desvanecimientos o desmayos.
  • Pérdida de apetito y sequedad de boca.
  • Enrojecimiento de la cara con los ojos hundidos.
  • Falta de sudoración.
  • Somnolencia o cansancio.
  • Pocas o ningunas lágrimas al llorar.
  • Sed extrema.
  • Poca o ninguna orina (la orina que se produce será de color amarillo oscuro o ámbar).
  • Piel arrugada o seca que carece de elasticidad.

Tratamiento de la deshidratación

  • Evita los refrescos, té o bebidas con cafeína, éstos tienden a incrementar la micción y ralentizar el proceso de hidratación en el cuerpo.
  • Bebe líquidos de rehidratación, como las bebidas deportivas.
  • Si te encuentras deshidratado puedes preparar, media cucharadita de bicarbonato de sodio, 3 cucharadas de azúcar en 1 litro de agua y tomarlo en sorbos pequeños y frecuentes.
  • Una sala bien aireada también ayuda a no deshidratarte, así como ir bebiendo con frecuencia pequeñas cantidades de líquido en lugar de grandes cantidades de una sola vez. Ingerir demasiado líquido a la vez puede aumentar las náuseas y provocar el vómito.
  • Si tú no puedes conservar ningún líquido en el estómago, trata de chupar cubos de hielo.
  • Bebe líquidos hasta que la orina sea clara en vez de amarilla.

Artículos relacionados con Primeros auxilios en caso de deshidratación