Qué hacer al pincharse con una aguja

Primeros auxilios

Consejos para primeros auxilios en emergencias y accidentes

Si te pinchas con una aguja usada, necesitas de inmediato primeros auxilios. Si te has pinchado con una aguja debes:

  • Facilitar que la herida que sangre, poniéndola bajo el agua del grifo.
  • Lava la herida utilizando agua corriente y jabón abundantes.
  • Seca la herida y cúbrela con un apósito impermeable o tirita.

No frotes la herida mientras te lavas y no chupes la herida.

También debes consultar al médico inmediatamente yendo al departamento de urgencias del hospital más cercano o contactando con tu mutua de salud.

Infecciones por agujas usadas

Las lesiones con agujas que se producen en procedimientos médicos a veces se producen por pinchazos. Los pinchazos o cortes puede producirse por otros suministros médicos, tales como jeringas, bisturíes, lancetas así como de los equipos de vidrio rotos.

Una vez que la aguja se ha utilizado, puede estar contaminada, por ejemplo, con los virus de la sangre de otra persona (virus de transmisión sanguínea). Otros objetos punzantes también pueden estar contaminados de esta manera, al igual que las agujas que se utilizan para inyectarse drogas.

Las agujas y objetos punzantes a veces pueden pasar infecciones a otras personas. Algunas de las infecciones que pueden transmitirse a través de las agujas son:

  • La hepatitis B.
  • La hepatitis C.
  • Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Evaluar el riesgo de infección

Cuando acudas al médico, su médico evaluará los riesgos para tu salud. Te preguntará acerca de su lesión, por ejemplo:

  • ¿Cómo se produjo el accidente?
  • Cuando sucedió
  • Quién utilizó la aguja con la que te pinchaste.

Puede ser necesario tomar muestras de sangre para comprobar enfermedades como la hepatitis B y C, o el VIH.

Tu médico también puede pedir análisis de sangre de la otra persona, para lo que ellos han de dar su consentimiento.

¿Voy a necesitar algún tratamiento?

Si tu médico cree que tienes no existe riesgo de infección, es posible que no necesites ningún tratamiento.

Si hay riesgo de infección, se puede considerar:

  • El tratamiento antibiótico.
  • La inmunización contra la hepatitis B.
  • El tratamiento para prevenir el VIH.

Si hay un alto riesgo de infección con el VIH, su médico puede considerar el tratamiento llamado profilaxis post exposición (PEP). A veces es posible detener el desarrollo del VIH en las primeras 72 horas después de la infección. El tratamiento PEP generalmente implica el tratamiento con medicamentos contra el VIH durante cuatro semanas.

Obtención de ayuda y apoyo

Tu médico puede recomendar el apoyo psicológico para ayudar con la incertidumbre y el estrés que puedes sentir después de tu lesión.

Si te lastimas con una aguja usada mientras estás en el trabajo, debes reportar el incidente inmediatamente a tu supervisor o gerente.

Riesgo de pinchazos para los trabajadores sanitarios

Algunas personas tienen un mayor riesgo de lesiones por pinchazo por su trabajo. Esto afecta principalmente a personas que trabajan en la asistencia sanitaria, tales como:

  • Enfermeras.
  • Médicos.
  • Cirujanos.
  • Dentistas.
  • Enfermeras e higienistas dentales.
  • Los técnicos de laboratorio.

La vacunación contra la hepatitis B se recomienda para algunas personas que trabajan en la atención de la salud, entre las que se incluyen:

  • Trabajadores de la salud que puedan entrar en contacto directo con sangre u otros fluidos corporales.
  • Trabajadores de la salud que corran el riesgo de pinchazos, o objetos punzantes o lesiones.
  • Personal de laboratorio que maneja material que puede contener el virus de la hepatitis B.

Riesgo de pinchazos para las personas en otros puestos de trabajo

Las personas que trabajan en otros servicios e industrias también pueden tener un mayor riesgo de lesiones por pinchazo. Por ejemplo:

  • Policías.
  • Oficiales de prisión y servicios de libertad condicional.
  • Trabajadores de aduanas.
  • Los trabajadores sociales.
  • Trabajadores de funerarias.
  • Gente que hace tatuajes y piercings.
  • Trabajadores de la construcción y demolición.

Prevención de lesiones por pinchazos de agujas

Algunas precauciones para evitar las lesiones por agujas y otros objetos cortantes o punzantes que debe tomar el personal médico, son:

  • Lavarse las manos después del contacto con cada paciente.
  • Lavarse las manos después de manipular sangre o fluidos corporales.
  • Siempre usar guantes desechables cuando se trabaja con sangre o fluidos corporales.
  • Proteger los ojos, usando una visera, gafas o anteojos de seguridad.
  • Cubrir cualquier corte con tiritas resistentes al agua.
  • Eliminar de agujas y objetos punzantes de manera segura.

Las agujas utilizadas para inyectar medicamentos nunca deben ser reutilizadas o compartidas.