Primeros auxilios para esguinces

Primeros auxilios

Consejos para primeros auxilios en emergencias y accidentes

Los ligamentos son fuertes, elásticos como gomas que conectan los huesos y mantienen las articulaciones en su lugar. Un esguince es una lesión en un ligamento causada ​​por el desgarro de las fibras del ligamento. El ligamento puede tener una rotura parcial o puede desgarrarse completamente.

Esguinces

De todos los esguinces, las torceduras de tobillos y de rodillas son los que ocurren con más frecuencia. Los ligamentos con esguinces se inflaman rápidamente y duelen mucho. Normalmente, cuanto mayor sea el dolor y la inflamación, más grande es la lesión. Si se trata de un esguince leve, puedes intentar tratar la lesión sin ayuda.

Qué hacer en caso de esguince

En caso de estar presente cuando alguien sufra un esguince, haz lo siguiente:

  • Apoya la extremidad lesionada. Tu médico te recomendaría no poner ningún peso sobre la zona lesionada durante 48 horas. Sin embargo, no evites todas las actividades. Incluso con un esguince de tobillo todavía podrás ejercitar otros músculos para minimizar la pérdida de tus condiciones físicas. Por ejemplo, puedes utilizar una bicicleta de ejercicios donde se puedan realizar ejercicios de brazos, trabajando tanto con los brazos como con la pierna no lesionada, mientras que tu tobillo lesionado puede estar descansando en la otra parte de la máquina. De esa forma, consigues realizar un ejercicio para estas tres extremidades y mantener una buena forma cardiovascular.
  • Pon hielo en el área. Usa una compresa fría, un baño de lodo o de una funda de compresión llena de agua fría para ayudar a limitar la hinchazón después de una lesión. Trata de enfriar la zona tan pronto como sea posible tras la lesión y continua con el hielo de 15 a 20 minutos, de cuatro a ocho veces al día durante las primeras 48 horas o hasta que mejore la inflamación. Si utilizas hielo, ten cuidado de no utilizarlo demasiado tiempo, ya que esto podría causar daño a los tejidos.
  • Comprime la zona con una venda elástica o un vendaje. Las envolturas o los manguitos de compresión fabricados con neopreno elástico son los mejores.
  • Eleva la extremidad lesionada por encima del corazón si es posible para ayudar a prevenir o limitar la hinchazón.

Después de dos días, empieza a usar el área lesionada poco a poco y sin hacer esfuerzos. Debes sentir una mejora gradual y progresiva. Sobre los analgésicos como el ibuprofeno y el paracetamol, pueden ser útiles para controlar el dolor durante el proceso de curación.

Consulta a tu médico si tu esguince no mejora después de dos o tres días.

Acude a urgencias si:

  • No puedes soportar el peso sobre la pierna lesionada, sientes la articulación inestable o adormecida, o no puedes utilizar la articulación. Esto puede significar que el ligamento se ha desgarrado por completo. Cuando vayas al médico, aplica una compresa fría.
  • Se ha enrojecido o tienes estrías rojas que se extienden desde el área lesionada. Esto significa que puedes tener una infección.
  • Acabas de volver a dañarte en un área que ya ha sido dañada varias veces en el pasado.
  • Si tienes un esguince severo. El tratamiento inadecuado o tardío pueden contribuir a la inestabilidad a largo plazo de las articulaciones o al dolor crónico.